Hablamos con… Alberto Rodríguez, Ironman y Consultor en Gfi

¿Por qué decidiste unirte a Gfi? ¿Cuál es tu labor en la empresa?

Decidí unirme a Gfi porque me ofrecía un proyecto atractivo que me permitía seguir creciendo laboralmente y tenía buenas referencias de la empresa. Pertenezco al área de Consulting Services dentro de Gfi, y mi desarrollo profesional ha sido realizando proyectos en el área de Banca, en Arquitectura e Innovación.

¿En qué consiste exactamente la prueba Ironman?

El triatlón es un deporte que combina la práctica de tres disciplinas deportivas (natación, ciclismo y carrera). Dentro del triatlón encontramos distintas distancias… desde una distancia Sprint, pasando por la distancia Olímpica y llegando a la Larga Distancia (Ironman por excelencia).

Hacer un Ironman, consiste “únicamente” en nadar 3,8 km, 180 km de ciclismo y para terminar un maratón, 42 km. No parece tan largo, ¿verdad? Jajaja, ¡Es una peculiar manera de pasar un día entero haciendo deporte!

¿Es posible compaginar tu vida profesional y personal con un deporte tan exigente?

Es posible, lo que no significa que sea fácil… Para poder sacar todos los entrenamientos planificados que te preparan para el día de la prueba se necesita, disciplina, sacrificio y sobre todo te tiene que gustar lo que haces.

Necesitas sacar tiempo hasta de debajo de las piedras… entrenando de madrugada, antes de entrar a trabajar, durante la hora de comer o salir de la piscina a las 22:30 horas de la noche sabiendo que al día siguiente te volverá a sonar el despertador. Al final, es necesario sacrificar tiempo con los amigos, pareja, familia, etc. y se termina convirtiendo en un estilo de vida en el que compartes la mayor parte del tiempo con tus compañeros de club (Kalamos en mi caso) y terminas formando una pequeña familia. Es importante que tu pareja también comparta la cultura del deporte.

Luego como buen triatleta, es necesaria una buena hidratación, por lo que también hay tiempo para tomar alguna cervecita.

¿Cómo te ha ayudado tu experiencia en los Ironman en el terreno profesional? ¿Y viceversa?

Aunque no lo parezca, la mentalidad de competir en deportes de resistencia en los que tu peor enemigo eres tú mismo, te ayuda a gestionar un cúmulo de emociones que suceden durante toda la prueba (te dan ganas de llorar, te preguntas una y mil veces: “¿qué hago yo aquí?”, quieres correr, pero las piernas no tienen gasolina…). Te preparas para seguir siendo constante, y no decaer en los momentos complicados.

No quiero decir con esto que esté ligado con el plano laboral, pero si podemos encontrar ciertas similitudes a lo largo de la carrera profesional, que también es muy larga y en la que pasas por momentos buenos y no tan buenos. Al final, te ayuda a enfocar tu vida laboral poniéndote metas a corto plazo y con objetivos alcanzables, que te ayuden a continuar… ¿Pensáis que alguien que está en la línea de salida de un Ironman a las 7 de la mañana se metería al agua pensando que tiene por delante un total de 225,8 km de carrera?

¿Cuál es tu rutina de entrenamiento?

Depende un poco de la fase de la temporada en la que estés. En pretemporada una sesión diaria de natación, de carrera, bicicleta o gimnasio. Cuando empiezan a aumentar los volúmenes de entrenamiento dos sesiones diarias, generalmente.

¿Cuidas mucho tu alimentación?

No hago dieta, aunque intento comer bien, pero todos sabemos que de vez en cuando se nos escapa algún dulce o alguna pizza después de una buena paliza de bici… jajaja.

¿Te sientes identificado con algún deportista de élite o lo tienes como referente?

No me siento identificado con ninguno, aunque tenemos a muchos españoles en la élite del triatlón desde hace unos años ya. Un gran referente nacional es Javier Gómez Noya (5 veces campeón mundial y medallista olímpico) y mi referente más cercano es mi entrenador José Joaquín Acosta, en el que confío plenamente y hago todo lo que me dice.

¿Cuáles son tus próximos objetivos?

Intentar hacerlo lo mejor posible en el Mundial de Media distancia en Eslovaquia en junio e intentar hacer mejor marca personal en el Ironman de Italia en septiembre.

¿Qué consejos o recomendaciones darías a aquellas personas que quieran iniciarse en el mundo del Ironman que te hubiera gustado recibir a ti?

Para hacer un Ironman hay mucho tiempo (yo he debutado relativamente joven en esta distancia), hay que empezar haciendo distancias de triatlón en las que te sientas cómodo hasta que te veas preparado para dar el salto. Si decides hacer uno, entrénalo en condiciones, y el día de la prueba el trabajo ya está hecho, solo tendrás que recoger los resultados.

Por último, un test rápido para conocerte un poco mejor:

  • Un sueño por cumplir: Visitar el Machu Pichu
  • Un lugar para perderse: Carreteras entre montañas encima de una bici
  • Un deporte: Triatlón… ¿se dice así? jajaja
  • Una película: Gladiator
  • Una comida: Pizza
  • Una canción: Todas (me encanta cantar)
  • Un libro: Correr o Morir de Kilian Jornet
  • Una serie: Sons of Anarchy

Palabras claveAlberto RodríguezConsultorEntrevistaIronmanTriatlón

Compartir